Esta web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento del sitio y generar estadísticas de uso.
Al continuar con la navegación entendemos que da su consentimiento a nuestra política de cookies.

logo ecovidrio | reciclaje de envases de vidrio

La Colmena: crianza respetuosa en la naturaleza

Badajoz

Nombre del creador:
Miluna Muñoz Murillo
Temática:
educación medioambiental, cambio climático, sostenibilidad y consumo responsable
23 apoyos

Resumen de la iniciativa:

La colmena se basa en un proyecto que tiene como pilar fundamental el respeto hacia el niñ@ y sus necesidades, puesto que en la infancia se formaran las bases de su persona. Se trata de un espacio que tiene como principal objetivo respetar el ritmo e intereses del niñ@, de una forma indvidualizada a través de grupos reducidos.

La colmena dispone de 3 hectáreas de terreno el cual se dinamiza y gestiona con placas solares y pozo de sondeo. La naturaleza es un pilar fundamental del proyecto dónde los niñ@s pueden subir a un tronco, oler las flores, jugar con el barro, comerse un tomate recién cogido del huerto, saltar en los charcos, observar pájaros, ver cómo nace un pollito, recoger los huevos, observar insectos, plantar semillas, apreciar los cambios de estación. Todos estos estímulos provocan en el niño sensaciones que sirven para construir el conocimiento, porque lo que aprendemos vinculado a emociones se graba más fácilmente en nuestra memoria y es más difícil de olvidar.

Nada mejor que aprender cómo es el mundo que descubriéndolo en la propia
naturaleza. Para aprender qué es una flor, lo mejor es poder observarla en el campo, alrededor de otras flores, pudiéndola coger, tocar, oler. Porque todo aprendizaje debería poder hacerse desde la realidad, en directo.

Es de manera natural, con el contacto directo y usando todos los sentidos, como los niños descubren cómo es el mundo que les rodea y pueden aprender a cuidarlo y respetarlos. Además, es la mejor manera de despertar la curiosidad, que es la clave para que el niño ponga atención, y aprenda, porque realmente se aprende cuando existe motivación.

En definitiva, crecer en contacto directo con la naturaleza, proporciona un desarrollo sano, respetuoso, autodirigido, equilibrado, etc. que va a estar presente el resto de su vida; y previene el síndrome de déficit de naturaleza, tan presente en la sociedad actual. 

¡Otra educación es posible!

Haz login para escribir algo al organizador